In

Mejorando Nuestra Infraestructura

Si se pregunta por qué nuestras carreteras y puentes se han deteriorado, o por qué nuestros trenes y autobuses se enfrentan a recortes en los servicios a pesar de que los peajes y las tarifas se han duplicado y triplicado, entonces no estas solo. La razón por la cual Nueva York no puede realizar las mejoras necesarias o las reparaciones oportunas (a pesar de los aumentos en las tarifas de cercanías) es que el servicio de la deuda ocupa una porción cada vez mayor de nuestros presupuestos estatales y municipales. El servicio de la deuda implica el reembolso de bonos y préstamos, así como cualquier interés. De acuerdo con la Oficina del Censo de los EUA, A partir de 2015, Nueva York tiene aproximadamente $137 billones en deuda soberana. 9 Recientemente, el Gobernador Cuomo anunció que iba a invertir fuertemente en nuestra infraestructura. Proyectos como East Side LIRR Access, una revitalizada estación del tren de Pensilvania y el aeropuerto LaGuardia, así como también nuevos puentes y reparaciones de túneles dañados por tormentas, son algunos de los grandes artículos por la cual ha pedido prestados miles de millones del mercado de bonos para hacerlos realidad. Entonces, ¿quién terminará pagando por esto?

A medida que aumentan las tasas de interés, el servicio de la deuda se convertirá en una porción mayor del presupuesto del estado. Para mantenerse al día con todo lo demás de el estado, Albany se verá obligado a pasar el aumento de los costos a los municipios, que luego se los pasarán a usted, el viajero. Como el servicio de la deuda hará que nuestra comunidad sea inaccesible para las personas, propondré la creación de un banco de infraestructura nacional en el que todos los estados tengan intereses prorrateados en función del número de emisiones de deuda e ingresos generados por los proyectos de cada estado. Este banco será financiado principalmente por corporaciones, que actualmente están acumulando mil-millones de dólares en ganancias libres de impuestos en el extranjero. Si tiene que pagar el impuesto a la renta de los Estados Unidos, independientemente de dónde viva en el mundo, también lo deberían hacer las corporaciones multinacionales, que aprovechan la estabilidad y la fortaleza de nuestra nación para comercializar sus bienes y servicios aquí en el país y en el extranjero.

En el Congreso, me enfocaré en el transporte como un área en urgente necesidad de mejora. Una preocupación principal para Long Islanders es la congestión en nuestros cielos, en gran parte originada en aeropuertos a lo largo de la costa este. Quiero trabajar con Hyperloop One en una asociación público-privada para ayudar a lograr mejoras sustanciales y proporcionar tiempos de viaje significativamente más rápidos a lo largo del Corredor Noreste y Long Island Rail Road. Esta propuesta no solo aliviará la congestión y la contaminación en nuestras carreteras y en nuestros cielos, sino que esta enorme empresa creará miles de empleos bien remunerados en toda la región.